LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

Análisis ‘EL HOMBRE INVISIBLE’ (The invisible man): Explicación del final con spoilers

| por


Parece que Elisabeth Moss se ha convertida en la reina del sufrimiento. Si ya la habíamos visto resignarse a ser una concubina maltratada en ‘El cuento de la criada’, en ‘El hombre invisible’ vuelve a ser víctima del machismo más extremo. Además en esta ocasión la amenaza es invisible y el monstruo que le acecha es su propio marido.

SINOPSIS ‘EL HOMBRE INVISIBLE’

Cecilia (Elisabeth Moss) está cansada de los abusos psicológicos y físicos de su marido, un reputado científico con una mente privilegiada y una actitud reprochable. Una noche decide escapar de casa y alejarse de sus garras. A los pocos días descubre que su marido se ha suicidado en su propia casa.  Pero aún viendo la foto que demuestra su muerte ella sigue intranquila, y más cuando siente una presencia seguirla muy de cerca a cada paso que da.

Pronto descubriremos que su marido, un erudito tecnológico, ha logrado crear un traje que refleja la luz hasta hacer invisible a quien lo lleve puesto. Y que efectivamente no solo sigue vivo, sino que ha decidido utilizar el invento revolucionario para atormentar a su mujer y volverla loca, hasta que la única salida que le quede sea regresar a sus brazos. Así comienza un thriller terroríficio con tintes de drama doméstico donde para ganar la partida habrá que hacer trampas.

EL NUEVO TRAJE DEL EMPERADOR

A diferencia de otras recreaciones de ‘El hombre invisible’ donde o bien había un toque sobrenatural o bien era el propio cuerpo el que se volvía invisible, aquí el director de Upgrade ha querido basarse en el avance tecnológico y hacer que esta vez el invisible sea el traje. Un traje de cuerpo entero formado por miles de pequeñas cámaras que juegan con la refracción y reflexión de la luz hasta evitar que quien lo lleve sea visto.

Una forma inteligente de hacer una revisión del clásico y darle una vuelta al asunto. Además no habrá un único traje, sino dos, siendo este segundo el que acabará convirtiéndose en el ticket de salida para nuestra protagonista.

Elisabeth Moss en ‘El hombre invisible’

Otra novedad de este hombre invisible es el drama social y familiar que arrastra la película, donde Cecilia (Elisabeth Moss) es una víctima del maltrato machista que huye de un monstruo muy real: su marido. Pero aunque esto sirva de premisa, de contexto y como una herramienta para desarrollar el resto de la trama, ‘El hombre invisible’ no pretende ser ejemplo de nada. Si bien nos enmarca en una situación reconocida, ni su planteamiento es real ni su conclusión un ejemplo. Por eso hay que tener en cuenta en todo momento que estamos ante una película de terror y ciencia ficción donde el monstruo es conocido pero su trama es puro entretenimiento.

Pero una vez descubierto el misterio volvamos a la película, regresemos al sufrimiento de una mujer a la que su pasado no le dejará tener un futuro. Una mujer que pronto descubrirá que el sufrimiento que la rodea no es únicamente el trauma psicológico que ha heredado tras tantos años de convivencia, sino que realmente su marido ha vuelto; y peor aún, esta vez ni siquiera puede verlo, lo cual le convierte en un enemigo aún más peligroso.

El director juega con la cámara de forma magistral cambiando la perspectiva a su antojo: a veces acechando a la víctima, a  veces siendo la víctima y otras convirtiéndonos en lo que realmente somos, observadores. Así consigue mantenernos en tensión casi constantemente además de ponernos en la piel de la víctima. Un recurso útil que nos ayudará tanto a sentir lo que ella siente, como a entender sus próximos movimientos para librarse del fantasma del pasado.

Cuando ella se da cuenta de lo que realmente está pasando y descubre que su marido no solo no se ha suicidado sino que sigue acosándola (el bote de pastillas es determinante) comenzará un periodo de miedo, agobio y tensión donde además le invadirá la soledad porque nadie le cree. Y lo que comienza como un juego peligroso donde el marido le atormenta con pequeños gestos, acabará siendo una auténtica pesadilla cuando incluso llega a matar a su hermana asegurándose que le culpen a ella de su muerte. 

EL RATÓN SE COME AL GATO

Hay un momento dado en la película en la que descubrimos que  Cecilia está embarazada, y que ese embarazo es reciente (y por consiguiente no consentido). Finalmente su marido ha logrado lo que pretendía: que tuvieran un hijo juntos a pesar de su resistencia.

Ella aprovechará esa ventaja, su embarazado, para tenderle una trampa por la cual consiga atraparle y desenmascararle. Pero cuando finalmente acaba con él, la persona que se esconde debajo del traje resulta ser su cuñado.Lo más curioso es que el marido ha fingido un secuestro para librarse de culpas, a pesar de que evidentemente había manipulado a su hermano para que acosara deliberadamente a su mujer.

De nuevo nuestra protagonista se ve atrapada, ha confirmado que su marido está más vivo que nunca y de nuevo nadie cree su versión de los hechos. Por lo que si quiere acabar definitivamente con él debe hacerlo sola y jugar a su propio juego

SORPRESA

Hay una palabra que el hombre invisible utilizar para que su mujer no deje de sentirse insegura en todo momento: SORPRESA. Y es curiosamente su sentencia de muerte. Pues cuando Cecilia le da la oportunidad de redimirse y confesar su crimen, él decide mantener la farsa para los demás pero mostrarle a ella su verdadera cara, y ese momento es cuando en la cena final le dice que quería que fuera una SORPRESA, demostrando que él siempre ha estado detrás de todo.

En ese momento la mujer decide que la única forma de acabar con esta condena es directamente acabar con él. Por eso le tiende una trampa: utiliza el segundo traje de invisibilidad, que había guardado previamente en el armario, para matarle con el cuchillo. Pero a ojos de las cámaras de vigilancia se trata de un suicidio (tenemos que hacer un ejercicio de credulidad para suponer que van a creer su versión de los hechos). Y con la satisfacción de haber logrado vencer a su enemigo en su propio juego se marcha llevándose consigo el famoso traje (si no encuentran el traje, no pueden probar que ella lo ha matado).

REGRESA EL DARK UNIVERSE

Lo curioso de este asunto es que ese final parece ser el principio del nuevo DARK UNIVERSE de Universal. Y «El hombre invisible» o en este caso «la mujer invisible» tiene todas las cartas para comenzar una nueva saga de monstruos clásicos. Nosotros estaremos deseando ver para qué usa Elisabeth Moss si nuevo traje y quiénes se le unen a la aventura.

Comparte el artículo si te ha gustado