LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

Análisis ‘EL HIJO’ (Brightburn): Explicación del final con spoilers

| por

¿Cómo hubiese cambiado la historia de Superman si el ser extraordinario venido de otro planeta hubiese resultado ser malo? El Hijo responde a la pregunta y lo hace a lo bestia, sin escatimar en escenas de puro terror e imágenes no aptas para aprensivos.

Que el protagonista sea un niño no lima la situación e incluso convierte el resultado en algo tan inusual como impactante. El Hijo no es solo un villano, es además un asesino sanguinario que disfruta matando.

BRANDON BREYER

La historia es prácticamente igual a la de Superman. A Tory y Kyle, dos granjeros que no pueden concebir un hijo, se les presenta la oportunidad de sus vidas. Un niño cae del cielo en la puerta de su casa. Un bebé inocente del que se enamoran instantáneamente y adoptan como suyo. Pero claro, lo que ellos consideran un milagro y un regalo de Dios, es en verdad un ente alienígena enviado a la Tierra con el propósito de conquistarla.

Al principio todo parece ir de maravilla. Brandon crece y se relaciona como cualquier otro niño de su edad. El problema es que al llegar la pubertad, el cambio es tanto físico como psíquico. Alterado por la nave alienígena  Brandon sufrirá una transformación en la que pasará de ser un niño corriente y algo tímido a un extraterrestre con poderes fuera de lo común y con un propósito de conquistar el mundo.

Así es como Brandon, acostumbrado a ser un perdedor, de repente se da cuenta de que es un ser único y que además tiene poderes fuera de lo normal. Superfuerza, supervelocidad, rayox X, volar y una falta terrible de escrúpulos. Por lo que no tardará en llevarse por delante a su primera víctima.

Imagen de ‘El Hijo’ (BrightBurn)

BRANDON, EL SUPERASESINO EN SERIE

Hemos visto innumerable veces en el cine superhéroes y villanos, ambos en lados extremos de la balanza, el bien y el mal continuamente enfrentados. Pero lo que tenemos aquí no es un villano al uso, sino un asesino en serie que disfruta matando y y que además deja su sello personal en cada escena del crimen. Un símbolo extraño que representa sus siglas (Brandon Breyer)  que escribe con sangre después de cada asesinato. También tiene su propio traje con capa incluida, lo único que en vez de ridículo como el de la la mayoría, éste es espeluznante.

Si todo lo anterior no fuera suficiente, la película no escatimar en mostrar  escenas impactantes y bastante sangrientas. Aprovecha algo que nunca se ha hecho y lo convierte en su principal atracción: usar los superpoderes para mostrar muertes gore. Destacando especialmente la escena del cristal en el ojo, la de la mandíbula cayéndose y la de los rayos X destrozando el cráneo del padre. Tres momentos en los que es inevitable aparatar la mirada si no quieres tener pesadillas.

Imagen de ‘El Hijo’ (BrightBurn)

UN FINAL NO TAN FELIZ

Algo curioso a destacar de El Hijo es que cuando los padres adoptivos descubren que Brandon es en verdad una máquina de matar no dudan ni un momento en acabar con él. El padre le dispara directamente a la cabeza, aunque el niño apenas siente un leve cosquilleo. Y la madre, aunque al principio le cuesta creérselo, cuando finalmente descubre la verdad, trata de apuñalarle con un trozo de la nave a la que sabe que es vulnerable.

Normalmente hay una carga dramática que impide que los padres acaben con su propio hijo, pero aquí se dan cuenta de que lo que tienen entre manos es un peligro para la humanidad y que han criado una bomba de destrucción masiva con autonomía propia.

Pero ya es demasiado tarde y cuando se dan cuenta de lo que se juegan Brandon se ha convertido en un superniño sanguinario sin sentimientos. Así es como coge a su madre y la eleva hacia el cielo para luego dejarla caer de nuevo. Un asesinato a sangre fría que soluciona de forma sencilla, cogiendo un avión y estrellándolo contra la granja para así librarse de problemas. Y lo que en principio es claramente una masacre acaba convirtiéndose en un accidente, y el asesino en una víctima que ha perdido a sus padres.

Imagen de ‘El Hijo’ (BrightBurn)

¿HABRÁ SAGA?

No sabemos si quieren continuar la historia con una segunda parte, aunque el final abierto con un joven asesino en serie en potencia parece indicar que sí. De hecho sería interesante ver cómo crece, se desarrolla y si en verdad trata de conquistar el mundo, como bien le marcaban las instrucciones en la nave, o se contenta con seguir matando en su camino a nuevas víctimas. Tampoco sabremos si tendrá una némesis a la altura para frenarle los pies. Y en caso de que la hubiera, si sería humana o alienígena.

De momento quedamos satisfechos con El Hijo, que a pesar de no derrochar originalidad si que hay riesgo y ganas de reformular las cosas. Y recordad, si un bebé cae del cielo, antes de darle amor llevadlo a ver a Iker Jimenez.