LA CLAQUETA METÁLICA

Tu web de cine y series

Análisis ‘Cementerio de animales’ 2019 (Pet sematary): explicación del final con spoilers

| por

análisis cementerio de animales 2019 (pet sematary) explicación del final con spoilers


El tráiler de ‘Cementerio de animales‘ tenía muy buena pinta y las imágenes promocionales que habían salido eran cuanto menos perturbadoras. En el póster oficial, varios niños en procesión, vestidos con caretas de animales, transportan un animal muerto en una carretilla.  Pero esa no era la única imagen impactante, el gato también tenía su propia portada. Un gato desaliñado, desafiante y con los ojos brillante y amarillos que marcaban el peligro. Además, las crítica que llegaban de Estado Unidos eran reconfortantes, con comentarios positivos e ilusionantes. Por eso mismo nada hacía presagiar que ‘Cementerio de animales‘ se convertiría en la decepción que ha resultado ser. No solo no está al nivel de lo esperado, sino que se queda en una película entretenida pero intrascendente.

‘Cementerio de animales’ se convierte en una adaptación del libro dirigida con piloto automático; que además olvida de lo más importante, ahondar en el tema principal que  Stephen King trató de referenciar con su historia, la muerte. Toca el tema de refilón, con pereza y desgana, centrándose demasiado en generar tensión y agobio buscando el susto.  Pero ni eso le acaba de funcionar, llegando en los puntos álgidos a generar una comedia involuntaria que acaban sacándote de la película . Tampoco conquista con su atmósfera, impersonal y artificial, a la que acompañan decorados de cartón piedra.

Pero si algo tienen los libros de Stephen King son un tema para debatir y una historia que desengranar, y por eso no queríamos perder la oportunidad de hablar de ‘cementerio de animales’

Los niños en procesión enterrando un animal muerto en 'cementerio de animales'
Los niños en procesión enterrando un animal muerto en ‘cementerio de animales’

SINOPSIS EXPLICATIVA

Un matrimonio se muda a una casa a la afueras de Ludlow (Maine) junto a sus dos hijos pequeños. Un día Max, el gato de la familia, aparece muerto junto a la carretera. El vecino, Jud, que se ha mostrado desde su llegada amable y servicial,  acompaña al padre a enterrar al gato a un sitio apartado y lúgubre. Esa misma noche Max vuelve a casa, aunque algo cambiado, su aspecto es deplorable y se muestra más agresivo de lo común. Lo peor aún está por llegar, cuando el día del cumpleaños de la hija pequeña, un camión atropella a la niña que muere al instante. El padre, con el dolor consumiéndole por dentro y con la resurreciión del gato en mente, decide enterrar a su hija en el mismo lugar donde le llevó Jud en su día. Como era de esperar, la pequeña sale de la tumba y vuelve a casa, aunque algo desmejorada y sobre todo, mucho más demoniaca. La pequeña, poseída y violenta, no duda ni un segundo en matar al vecino, a la madre y finalmente al padre. Los dos últimos son enterrados también en la zona maldita. Así es como en la última escena de la película vemos a los tres miembros de la familia volver a casa, poseídos, mientras el bebé les espera metido en el coche sin saber muy bien si los que han regresado son su familia.

El gato Max de Cementerio de animales
El gato Max de Cementerio de animales

LA MUERTE, ESE GRAN DESCONOCIDO

‘Cementerio de animales’  ahonda en lo que la muerte supone para nosotros como seres humanos. El comienzo, con los niños participando en un rito funerario de mascotas (con las máscaras tétrica incluidas) nos muestra cómo desde pequeños están aprendiendo a lidiar con la muerte, viéndola de una forma natural aunque tratándola con respeto y honrando la memoria de los que han perecido. Enterrar a sus mascotas se convierte en un entrenamiento ante la vida, una filosofía que les ayudará a entender que todo principio tiene un fin. Algo que nuestros protagonistas no serán capaces de ver y ahora explicamos por qué.

Por un lado tenemos la visión del padre, Louis, racional y científica, que trata la muerte como algo natural y se muestra receptivo a hablar del tema. No cree en el más allá y confía en que una vez muerto no exista nada más. Por otra parte la madre, con la muerte de su hermana marcando su vida (algo por lo que además se siente culpable), contempla la muerte como un tabú, autoengañándose y evitando el tema. Habla a su hija del cielo y del alma, esperando que realmente exista un remanso de paz tras la vida. Aunque siempre mantiene con el miedo de equivocarse y que su marido tenga finalmente razón, o peor, que lo que espere tras la muerte no sea ese producto idealizado que venden las religiones.

Por eso, cuando la muerte les acaba golpeando, quitándoles a alguien tan querido como su hija, su percepción cambia. El padre se vuelve irracional, abre su mente a lo sobrenatural y se deja llevar por el dolor: entierra a su hija esperando que resucite aún sabiendo el peligro que conlleva. Y todo porque no está preparado para dejarla marchar. Lo que nos lleva a pensar que la muerte es un tema peliagudo hasta para los más excépticos y perder a un ser querido puede cambiar a una persona por completo.

Jason Clarke como Louis y John Lithgow como Jud en cemneterio de animales
Jason Clarke como Louis y John Lithgow como Jud en cemneterio de animales

EL FINAL EN EL LIBRO Y EL FINAL EN LA PELÍCULA

El libro y la película tiene dos grandes diferencias. La primera es poco significativa: en vez de morir la niña es el bebé el que es atropellado por el camión. Suponemos que el cambio de personaje viene influenciado porque siempre es más fácil que actúe un niño de seis años que lo haga uno de dos (si habéis visto la película del 89 entenderéis que un muñeco no siempre queda bien).

La otra diferencia es el final.  En la película la niña mata a la madre y la entierra en el cementerio, cuando al padre trata de frenar a la pequeña, la madre resucitada acaba golpeando mortalmente a su marido. Los tres son enterrados en el mismo lugar y resucitando al instante.  En el libro el final cambia drásticamente. Si bien el niño poseído mata a la madre, el padre finalmente acaba con el pequeño quemando la casa con él dentro. Pero ahora llega el colofón. Ya habiendo visto las consecuencias de jugar con los vivos y los muertos y habiendo cometido el error de enterrar al niño en primer lugar, coge a su mujer fallecida y la lleva de nuevo al lugar sagrado. ‘Esta vez será diferente‘ dice. Y efectivamente no es así, y cuando resucita su mujer acaba matándole. ¿Qué lección nos muestra este final? Que el marido vuelve a cometer el mismo error mostrándonos lo mal que afrontamos la muerte los seres humanos. ni siquiera él, que trataba el tema de forma natural es capaz de sobreponerse ni de superar la pérdida de las personas a las que quiere.

Imagen del final de 'cementerio de animales' del 89
Imagen del final de ‘cementerio de animales’ del 89

CEMENTERIOS INDIOS Y EL WENDIGO

Como es habitual en King, cuando hay un lugar misterioso y sagrado donde lo paranormal gana terreno, siempre hay debajo un cementerio indio. En esta ocasión se trata de una zona lúgubre, oscura y tenebrosa donde todo ser vivo que es enterrado mediante el ritual correcto (con las piedras colocadas una encima de otra), cobra vida. Pero además en la aureola mágica del cementerioaparece una criatura fantástica a la que vemos unos décimas de segundo pero que sirven para teorizar sobre lo que el lugar hace a los muertos. Un ser alto y escuálifo, con cuernos descomunales y dedos alargados al que se conoce como Wendigo.

El wendigo es una cruiatura fictícea que aparece en las leyendas de los pueblos nativos de norteamérica. La palabra wendigo significa espíritu maléfico que devora humanos. Aunque a menudo los wendigos están relacionados con el canibalismo (hay leyendas que cuentan que todo aquel que se alimenta aunque sea solo una vez de carne humana se convierte en uno) también está relacionado con la posesión de cuerpos. En este caso, parece que el wendigo posee a los muertos y los transforma en seres violentos con sed de sangre. Cuando esto ocurre, encierra su alma en su interior, pero no les deja tomar el control. Aunque en momentos puntuales les puede dejar salir como forma defensiva (recordemos cuando el gato le mira con ojos de cordero a nuestro protagonista, al igual que luego hará su hija). Lo que acaba experimentando la familia es una especie de posesión de la que no podrán librarse, vendiendo su alma por el miedo a perder a sus seres queridos.

Imagen del 'Wendigo'
Imagen del ‘Wendigo’

‘Cementerio de animales’ no es la película que esperábamos. Ni siquiera como película de miedo acaba de funcionar. Al menos tiene momentos inquietantes y unas actuaciones solventes que salvan la película. Pero si sois fans del libro y de Stephen King seguramente acabéis decepcionados con la adaptación..